Ética y política

Un viejo dicho latino, probablemente apócrifo, sentencia que ‘la mujer del César no sólo tiene que ser honrada sino que ha de aparecer como honrada’. Viene a cuento de la exigencia de ética en la política.

Personas que han estado en la política activa, como Eduardo Zaplana (Partido Popular) o David Tanguas (PSOE) se pasan con armas y bagajes a la empresa privada. Hasta aquí, nada qué decir. El tufo empieza cuando se sabe que al señor Zaplana lo ha contratado Telefónica como delegado suyo en Europa por unos honorarios anuales que rondan el millón de euros. No sabemos cuanto paga al señor Tanguas, hasta hace cuatro días jefe de la oficina económica del presidente del gobierno, la más poderosa asociación de empresas constructoras e inmobiliarias que lo ha contratado, pero nos tememos sea de ese estilo.

¿Qué espera Telefónica de Zaplana que ni siquiera habla ingles ni francés con suficiente soltura? A quien esto escribe tal contrato le parece sorprendente. En cuanto a lo que aspira el grupo de presión inmobiliario que ha contratado los servicios de Tanguas, podemos imaginar que sacar tajada de la influencia que ese caballerete ha acumulado en departamentos y entresijos gubernamentales desde la oficina económica presidencial que dirigía.

No se confundan, estos dos casos son la muestra, pero hay más.

Ya es como nueva tradición que quienes han ganado un sueldo como representantes políticos de los ciudadanos (o contratados por esos representantes) pasen a la empresa privada con una calificación profesional que casi nunca han tenido antes y con unos sueldos que ni hubieran soñado antes de su paso por la política. Algo que genera sospechas y nos permite parafrasear a Hamlet recordando que algo huele podrido, no precisamente en Dinamarca, sino en este país. Un caso ejemplar de retirada de la política, de los trabajos como representante de los ciudadanos, fue el de Gerardo Iglesias que, cuando abandonó su escaño de diputado de Izquierda Unida, volvió a la mina, aunque se retiró por una lesión de espalda y hoy creo es administrador de una modesta ong. Y que conste que no me caía demasiado bien.

El paso por la política profesional genera ventajas y privilegios y es admisible que, hasta cierto punto, beneficie a quien ha trabajado como político profesional, pues ha adquirido capacidades y conocimientos nuevos. Pero no hasta ese extremo.

Seamos sinceros: nadie hace nada que le haga merecer un millón de euros anuales, sobre todo en un país en el que un tercio o más de la población asalariada apenas llega a los 12.000 euros anuales. Salvo que no sea trabajo sino otra cosa. Cuando se pagan esos sueldos más abultados gastos de representación (bonito eufemismo), no se paga por un trabajo o una capacidad profesional sino por la influencia y capacidad de condicionar o determinar decisiones políticas. Y eso huele mal. De hecho es antidemocrático e incluso puede llegar a ser delito.

Entonces, ¿por qué la inmensa mayoría de ciudadanos han de aceptar que unos cuantos se lucren hasta la indecencia no por sus méritos sino por las ventajas y provechos del mandato que ellos delegaron en esos tipos?

Este país necesita una ley férrea de incompatibilidades para evitar cualquier tipo de corrupción. Y ante la falsa cuestión de que si no hay beneficio personal material no habrá nadie que se dedique a la cosa pública, les recordaré que este es uno de los países con más voluntarios en organizaciones sociales, solidarias y defensoras de derechos. Y voluntario es quien hace algo por convicción, por solidaridad con la gente o motivos parecidos, pero no dinero. Lo que significa que hay mucha gente en este país con espíritu decente y generoso. Ergo, falta un ley de acero de incompatibilidades.

Anuncios

3 thoughts on “Ética y política

  1. No sólo es necasaria en España esa férrea ley de incompatibilidades para altos cargos públicos, sino también para TODO empleado cuyo salario mensual salga del Banco de España, es decir, un empleado público. Bsos. Vicky.

  2. Me parece increíble que tengamos que legislar la ética. O va a ser cierto que el dinero lo puede todo.

    Antes al menos los políticos trataban de disimular su afán de poder, hasta había alguno que se creía eso de trabajar al servicio del ciudadano, pero hoy son como perros de presa, buscan el poder sin importarles no ser coherentes ni con su propio programa.

    Se olvidan del ciudadano al que debería servir y se sirven directamente todo lo que pueden. Al principio sólo votos, jerarquías y salir en los papeles.

    Conseguido, llenan la saca hasta reventar, la suya, claro. Y como el tío Gilito se les hacen dólares los ojos cuando encima les proponen más dinero a cambio de su desvergüenza.

    Es obsceno. Así que habrá que hacer leyes para no ponérselo tan fácil.

    TQ

  3. Aquí ningún partido político quiere hacer una ley fuerte sobre la compativilidad de responsabilidades. Esto señores no han sido contratados por sus magnificas gestiones, en el caso de Zaplana por Gestiones “Míticas”, sino por quienes son, sus conocimientos e influencias. Y aquí no se salva ninguno de los dos grandes partidos pues nunca saben a quien de ellos les puede tocar la lotería.
    Por cierto se te ha olvidado el señor Aznar gana 130.000 euros al año como consejero de Rupert Murdoch, añadimos que es profesor en Georgetown (EEUU) y en el Instituto Tecnológico de Monterrey (México), de esto no sabemos lo que gana pero de seguro que gratis no lo hace. Ha escrito tres libros con la editorial Planeta, por lo que ha recibido 600.000 euros y, lo mejor, imparte conferencias a 36.000 euros la hora y media. A esto hay que añadir el sueldo vitalicio que le pagamos los españolitos (60.000 euros brutos al año).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s